Hola!
Primero contarles que el nombre de este blog es debido a un libro de Actis y Suárez que se titula así y me encanta (es ideal para el jardín o para los nenes que les guste leer y cocinar); y despues decir que hace rato que tenía ganas de hacerme un blog con recetas, pero con una diferencia (porque ya estuve espiando otros...) y es que ademas de fotos de los platos elaborados, van a encontar que en ellas figura la cocinera (o sea yo) o de algún comensal que se dejó fotografiar...
Me parecio divertido y así lo hice, espero les guste y puedan aprovechar las recetas.
Clau.
A continuación les dejo una poesía de mi autor preferido, Eduardo Galeano

Calella de la Costa, julio de 1977: el mercado

“La ciruela gorda, de puro jugo que te inunda de dulzura, debe ser comida, me enseñaste, con los ojos cerrados. La ciruela remolacha, de pulpa apretada y roja, es para comer mirándola. Te gusta acariciar el durazno y desnudarlo a cuchillo y preferís que las manzanas vengan opacas para que uno pueda arrancarles el brillo con las manos.El limón te inspira respeto y las naranjas te dan risa. No hay nada más simpático que las montañas de rabanitos y nada más ridículo que el ananá, con su coraza de guerrero medieval.
Los tomates y los morrones parecen nacidos para exhibirse panza al sol en las canastas, sensuales de fulgores y perezas, pero en realidad los tomates empiezan a vivir su vida cuando se mezclan con el orégano, la sal y el aceite, y los morrones no encuentran su destino hasta que el calor del horno les deja en carne viva y las bocas nuestras los muerden con ganas.
Las especias forman, en el mercado, un mundo aparte. No hay carne que no se excite y eche jugos, carne de vaca o de pez, de cerdo o de cordero, cuando la penetran las especias. Nosotros tenemos siempre presente que de no haber sido por las especias no hubiéramos nacido en América y nos hubiera faltado magia en la mesa y en los sueños. Al fin y al cabo, fueron ellas las que empujaron a Cristóbal Colón y a Simbad el Marino.
Las hojitas de laurel tienen una linda manera de quebrarse en tu mano antes de caer suavemente sobre la carne asada o los ravioles. Te gustan mucho el romero y la verbena, la nuez moscada, la albahaca y la canela, pero nunca sabrás si es por los aromas, los sabores o los nombres. El perejil, especia de los pobres, lleva una ventaja sobre todas las demás: es la única que llega al plato verde y viva y húmeda de gotitas frescas.”

domingo, 8 de diciembre de 2013

Pan de agua

Esta receta la saque del libro de Xavier Barriga que me regalaron en el último AIG del que participé. Es una receta super fácil y va para mi amiga Vani que dice que no tiene suerte con los panes. En la foto no se aprecia de todo el pan, pero para que sen una idea, la esponjosidad es como la del pan lactal, dura mucho más tiempo (guardarlo en una bolsa o taper) y si no también es muy rico tostado. Ah! Con queso o un fiambrito también va, es un pan muyyy versátil =)
Antes de ir a la receta, cito al autor que dice sobre el pan; "...Es de larga conservación y miga muy húmeda, que recuerda a una paisaje lunar..."

Ingredientes:
  • Harina leudante, 500 g. (use un poquito más)
  • Sal, 1 cdita.
  • Agua, 600 cc.
  • Levadura fresca, 5 g, (el almacenero me odio cuando le pedí esa cantidad)

Preparación:
  1. Coloca la levadura en una taza y cubre con agua tibia (TIBIA, porque si esta caliente se quema y ya no leuda) mezcla con cuchara o tenedor para deshacer.
  2. Prepara la masa colocando la harina en un bols, añade la sal y poco a poco el agua mientras mezclas, antes de terminar con el agua agrega la levadura disuelta y leudada. Termina de verter al agua, hasta que se absorba toda. (Ahí, a mi me quedo muy aguachenta, entonces agregue un poquito más de harina, no mucha) la masa queda como una consistencia como la masa de pizza.
  3. Dejar reposar la masa tapada con un paño húmedo hasta que doble su volumen.
  4. Con las manos mojadas, ve cortando con decisión y sin miedo porciones de masa y llena con ellas dos moldes tipo budín inglés hasta 3/4 partes de su capacidad.
  5. Deja que fermente, nuevamente, tapados con un paño húmedo hasta que prácticamente hayan doblado su volumen.
  6. Precalienta el horno y coloca una pizzera llena de paños mojados para generar vapor.
  7. Cuando el pan este fermentado, espolvorealo con harina con la ayuda de un colador fino. Introduce el pan en el horno.
  8. Hornea el pan lentamente durante 30 minutos aproximadamente. Cuando este cocido, desmoldalo y dejalo enfriar sobre una rejilla en un lugar sin corriente de aire.
Riquísimo el pancito, el empaquetado se fue a la casa de mi hermana y en casa lo comimos con dulce de alcayota que traje de Mendoza.

La alcayota o "cayote" pertenece a la misma familia que el zapallo, melón y sandía. Su fruto posee una pulpa sumamente fibrosa (fijense que en la foto se puede apreciar), es muy dulce, con semillas grandes y oscuras. Posee un alto contenido de agua, siendo altamente recomendable su consumo para aquellas personas que realizan dietas para bajar de peso. Su mayor contraindicación es para quienes sufren trastornos intestinales, precisamente por el alto contenido de fibras.
El dulce de alcayota, su utilización más conocida, es uno de los más tradicionales productos de las provincias del noroeste, especialmente salta, aunque también puede encontrarse en Jujuy y Catamarca y en otras zonas de clima seco como Mendoza o San Juan.
No conocía este dulce, acá en Rosario no hay, exquisito probar algo nuevo =)