Hola!
Primero contarles que el nombre de este blog es debido a un libro de Actis y Suárez que se titula así y me encanta (es ideal para el jardín o para los nenes que les guste leer y cocinar); y despues decir que hace rato que tenía ganas de hacerme un blog con recetas, pero con una diferencia (porque ya estuve espiando otros...) y es que ademas de fotos de los platos elaborados, van a encontar que en ellas figura la cocinera (o sea yo) o de algún comensal que se dejó fotografiar...
Me parecio divertido y así lo hice, espero les guste y puedan aprovechar las recetas.
Clau.
A continuación les dejo una poesía de mi autor preferido, Eduardo Galeano

Calella de la Costa, julio de 1977: el mercado

“La ciruela gorda, de puro jugo que te inunda de dulzura, debe ser comida, me enseñaste, con los ojos cerrados. La ciruela remolacha, de pulpa apretada y roja, es para comer mirándola. Te gusta acariciar el durazno y desnudarlo a cuchillo y preferís que las manzanas vengan opacas para que uno pueda arrancarles el brillo con las manos.El limón te inspira respeto y las naranjas te dan risa. No hay nada más simpático que las montañas de rabanitos y nada más ridículo que el ananá, con su coraza de guerrero medieval.
Los tomates y los morrones parecen nacidos para exhibirse panza al sol en las canastas, sensuales de fulgores y perezas, pero en realidad los tomates empiezan a vivir su vida cuando se mezclan con el orégano, la sal y el aceite, y los morrones no encuentran su destino hasta que el calor del horno les deja en carne viva y las bocas nuestras los muerden con ganas.
Las especias forman, en el mercado, un mundo aparte. No hay carne que no se excite y eche jugos, carne de vaca o de pez, de cerdo o de cordero, cuando la penetran las especias. Nosotros tenemos siempre presente que de no haber sido por las especias no hubiéramos nacido en América y nos hubiera faltado magia en la mesa y en los sueños. Al fin y al cabo, fueron ellas las que empujaron a Cristóbal Colón y a Simbad el Marino.
Las hojitas de laurel tienen una linda manera de quebrarse en tu mano antes de caer suavemente sobre la carne asada o los ravioles. Te gustan mucho el romero y la verbena, la nuez moscada, la albahaca y la canela, pero nunca sabrás si es por los aromas, los sabores o los nombres. El perejil, especia de los pobres, lleva una ventaja sobre todas las demás: es la única que llega al plato verde y viva y húmeda de gotitas frescas.”

sábado, 21 de diciembre de 2013

Desayuno

El 10 del corriente mes fue el día del Trabajador Social, por ende, de mi hermana y hace rato planeaba hacerle este desayuno. A ella le encantan, pero siempre dijo q ni loca gastaran tanta plata en ello; así que decidí hacerle uno con mis manos y más ricoo
Básicamente se trata de una bandeja con un desayuno abundante y algunos objetos para que el receptor conserve como recuerdos.
Ahora bien, ¿Cómo presentar un desayuno para regalar? Existen muchas formas de hacerlo y solo nuestra imaginación y el gusto del agasajado son los límites. Sin embargo, existen algunas pautas que puedo aconsejar para incluir:
  • Usar una bandeja de madera o de mimbre, con manijas. A la misma podemos pintarla o decorarla de manera artesanal o dejarla de manera rústica. Yo conseguí esta en color rojo, así que traté de que los detalles fuesen en ese mismo tono.
  • Un mantel y servilleta de tela en los cuales se pueden bordar las iniciales o el nombre de agasajad@. En mi caso, le encargue a una chica que hace sublimados un individual y servilleta en blanco y negro con la estampa de una caricatura de Mafalda, en la imagen no se aprecia, pero es bellísima.
  • Elegir una taza de cerámica o loza que consideremos adecuada para quien recibe el regalo. La idea es que la conserve y que, luego, la use a diario ( rubro tazas, hay miles, las que cambian cuando le pones agua caliente, con distintos personajes, peronistas, con frases y se pueden mandar a hacer también; yo la busque que combine con la gama de rojo y era más bien cónica y con pequeños detalles).
  • Colocar variedad de sobrecitos de café, mate cocido, té saborizados y leche en polvo.
  • Un pequeño vaso térmico (eso no lo puse, iba a comprarlo y lo olvide por completo, pero no debería de faltar) o un termo de medio litro para llevar el agua caliente.
  • Tostadas, medialunas (en su lugar puse bizcochos porque no conseguí unas ricas), alfajores de maicena, cuernitos, bay biscuit, alguna galletita rica (hice marmoladas pero redonditas esta vez). 
  • Sanguchito de jamón y queso.
  • Barra de cereal.
  • Algún chocolate (en internet hay miles de dibujitos lindos con frases e imagenes muy buenas para imprimir y descargar, hasta hay paginas que vienen con las medidas y todo, yo tengo guardadas de Mickey, Angrey birds y creo que de un robot; si las precisan se las mando al mail sin problema).
  • Mermeladas, en mi caso, cada vez que preparaba lo hacía también en frasquitos más pequeños para esta ocasión (hace raaaato que lo planeo!); así que incluí mermelada de pera, de manzana y canela,  de frutilla, de mandarina.
  • Dulce de leche casero.
  • Chocolatada.
  • Jugo de frutas.
  • Azucarera (en composé con el resto de la bandeja)
  • Cucharita y untador (se las encargue a la misma chica que hace esos hermosos frascos que siempre comparto con alguna preparación).
  • La bandeja y todo su contenido deberá ser envuelta con papel celofán transparente y cerrado con un moño grande y una tarjeta de salutación.