Pancitos Glups

Esta receta es de Blanca Cotta, muy fácil y como dice la autora para perder el miedo a la levadura.

Ingredientes:
  • 2 cucharadas gordas de levadura prensada.
  • 3 cucharadas de azúcar.
  • 1 y 1/2 cucharaditas de sal.
  • 1/4 taza de agua tibia.
  • Casi 4 tazas de harina.
  • 1 taza de leche tibia.
  • 50 gr. de manteca derretida

Preparación:
Esponja de levadura:
Disuelva la levadura en el agua hirviendo junto con el azúcar y una cucharada  de la harina indicada. Bata bien la mezcla hasta que se formen globitos en la superficie. Tape flojamente y espere a que la levadura fermente y todo se convierta en una espuma.

Masa:
Coloque la harina en un bol, añada la sal, mezcle, hágale un hueco en el centro y coloque allí la levadura fermentada, la elche tibia y la manteca derretida.
Mezcle bien...intentando unir todos los ingredientes.
Vuelque el pasticcio sobre la mesa enharinada y trabájelo con los puños y con toda la bronca acumulada en lo que va del año, hasta lograr una masa lisa, suave y elástica. Si se pegoteara, agréguele un poquito más de harina.
Coloque la masa en un bol limpio, úntele la superficie con un poco de manteca derretida o aceite, tape el bol flojamente y déjelo en un sitio tibio hasta que la masa fermente y duplique el volumen.

Armado y cocción:
Estire la masa por partes dejándola de 1 cm de espesor, aproximadamente.
Despéguela de la mesa con una espátula y recórtela en discos de 5 0 6 cm de diámetro. Despegue los discos de la mesa y pínteles la superficie con manteca derretida.
Márqueles el diámetro y dóblelos a la mitad, como si fuera a armar empanaditas, pero presionando sólo el centro y no los bordes (yo lo hice así, pero me quedaron los pancitos algo "alargados", así que la próxima vez en lugar de doblarlos voy a dejar que leuden y ahí le haría un corte no muy profundo que marque un pan, pero que no pierda la forma redonda).
Distribuya los pancitos sobre placas enmantecadas y enharinadas. Tápelos flojamente y estaciónelos en un lugar tibio hasta que estén hinchaditos.
Cocínelos en horno caliente hasta dorarlos. Al retirar del horno, píntelos con la manteca derretida... ¡Y escóndalos


Entradas más vistas

¡Hola!