Hola!
Primero contarles que el nombre de este blog es debido a un libro de Actis y Suárez que se titula así y me encanta (es ideal para el jardín o para los nenes que les guste leer y cocinar); y despues decir que hace rato que tenía ganas de hacerme un blog con recetas, pero con una diferencia (porque ya estuve espiando otros...) y es que ademas de fotos de los platos elaborados, van a encontar que en ellas figura la cocinera (o sea yo) o de algún comensal que se dejó fotografiar...
Me parecio divertido y así lo hice, espero les guste y puedan aprovechar las recetas.
Clau.
A continuación les dejo una poesía de mi autor preferido, Eduardo Galeano

Calella de la Costa, julio de 1977: el mercado

“La ciruela gorda, de puro jugo que te inunda de dulzura, debe ser comida, me enseñaste, con los ojos cerrados. La ciruela remolacha, de pulpa apretada y roja, es para comer mirándola. Te gusta acariciar el durazno y desnudarlo a cuchillo y preferís que las manzanas vengan opacas para que uno pueda arrancarles el brillo con las manos.El limón te inspira respeto y las naranjas te dan risa. No hay nada más simpático que las montañas de rabanitos y nada más ridículo que el ananá, con su coraza de guerrero medieval.
Los tomates y los morrones parecen nacidos para exhibirse panza al sol en las canastas, sensuales de fulgores y perezas, pero en realidad los tomates empiezan a vivir su vida cuando se mezclan con el orégano, la sal y el aceite, y los morrones no encuentran su destino hasta que el calor del horno les deja en carne viva y las bocas nuestras los muerden con ganas.
Las especias forman, en el mercado, un mundo aparte. No hay carne que no se excite y eche jugos, carne de vaca o de pez, de cerdo o de cordero, cuando la penetran las especias. Nosotros tenemos siempre presente que de no haber sido por las especias no hubiéramos nacido en América y nos hubiera faltado magia en la mesa y en los sueños. Al fin y al cabo, fueron ellas las que empujaron a Cristóbal Colón y a Simbad el Marino.
Las hojitas de laurel tienen una linda manera de quebrarse en tu mano antes de caer suavemente sobre la carne asada o los ravioles. Te gustan mucho el romero y la verbena, la nuez moscada, la albahaca y la canela, pero nunca sabrás si es por los aromas, los sabores o los nombres. El perejil, especia de los pobres, lleva una ventaja sobre todas las demás: es la única que llega al plato verde y viva y húmeda de gotitas frescas.”

domingo, 20 de septiembre de 2015

Torta helada de frutillas y durazno

Esta fue otra de las tortas que hice para la reunión, más fresca y helada, arriba esta Jana con su mamá degustando, si le gustó a la peque es que estaba rica :)

Ingredientes:
Base;
  • Galletitas de avena (no encontré y utilice las tipo Lincon), 180 g.
  • Manteca, 90 g.
Mousse de frutillas:
  • Azúcar, 160 g.
  • Agua, 50 cc.
  • Claras, 2.
  • Pulpa de frutillas, 250 g.
  • Crema de leche, 250 g.
  • Frutillas, 100 g.
  • Gelatina sin sabor, 1 sobre (7 g)
  • Agua, 35 cc.
Mousse de durazno:
  • Azúcar, 160 g.
  • Agua, 50 cc.
  • Pulpa de durazno, 250 g,
  • Crema de leche,250 g.
  • Menta, c/n.
  • Gelatina sin sabor, 1 sobre (7 g)
  • Agua, 35 cc.

Preparación:
  1. Procesamos las galletitas con la manteca derretida hasta formar una pasta, una vez lista colocar en una tartera desmontable ayudándonos con una cuchara. Llevar a la heladera.
  2. Realizar un almíbar a punto "bola media/blanda" (11 minutos de hervor aproximadamente; reconocimiento del punto: ponga agua helada en un vaso y vierta con una cucharita un poquito del almíbar y retire el recipiente del fuego. En contacto con el agua, el almíbar se precipitará, se enfriará y tomará consistencia de "chicle". Tratá de tomar el almíbar entre los dedos y modelarlo facilmente en forma de bolita blanda. Si al realizar el test el almíbar se desintegra en el agua, es señal de que aún no ha alcanzado el punto debido. Hacelo hervir unos segundos más ¡y vigilar constantemente! A medida que el almíbar espesa, más rápidamente alcanza alcanza los diferentes grados de cocción y, si no se controla de cerca, fácilmente puede pasarse de punto o quemarse.) con el azúcar y el agua.
  3. Batir las claras,( pero no apenas pones el almíbar al fuego porque se van  pasar y cuando vuelques el almíbar se va a formar un merengue poroso) una vez montadas, de a poquito ir incorporando el almíbar en forma de hilo sin que toque los batidores (si no va a volar almíbar por toda la casa). Continuar batiendo de 5 a 10 minutos hasta formar el merengue. (recuerden que el merengue se hace por dos, uno con 160 g de azúcar y 60 cc. de agua para mousse de frutillas y otro, con las mismas cantidades, para el de duraznos).
  4. Incorporar las pulpas al merengue (se entiende, ¿verdad? por un lado un merengue y agregamos las frutillas procesadas y por el otro lado el otro merengue y los duraznos procesados) mezclamos con espátula y por último añadimos la crema batida a punto medio.
  5. Una vez listas las distintas mousse agregamos; a la de frutillas, la misma fruta (100 g) cortada en cubitos y a la de durazno menta picada (un puñadito).
  6. Aparte, una vez hidratada la gelatina (mezclamos 7 g de gelatina con 35 cc de agua fria, disolvemos e hidratamos en el microondas), equiparamos densidades, ¿cómo? agregamos a la gelatina una cucharada de la mousse y mezclamos muy bien (porque si se añade la gelatina ya hidratada, es decir más bien tibia  y lo agregas así vas a encontrar pelotitas por todo el postre, para que no suceda realizamos este procedimiento) luego añadimos a la preparación y mezclamos bien.
  7. Listas las preparaciones colocamos la mousse preferida sobre la base de galletitas (yo puse la de durazno pero los cocineros pusieron la de frutillas) y llevamos por media hora a la heladera para que se ponga firme. Pasado dicho tiempo incorporamos la otra mousse.
  8. llevamos a la heladera, 3 horas mínimo, para que tome consistencia la gelatina. Retiramos y decoramos con frutas.

Nota: Si hay algo que no se entendió pueden consultar con este video; http://www.cocinerosargentinos.com/recetas-tortas/1592/Torta-mousse-de-durazno-y-frutillas.html de Cocineros Argentinos donde se explica todo con sumo detalle



sábado, 12 de septiembre de 2015

Cheesecake marmolado sobre brownie

Este Cheesecake lo hice para un asado que compartimos con unos amigo hace unos sábados atrás, fue una especie de previa al día del profesor, las criticas fueron buenas, así que invito a que prueben.

Ingredientes:
Para el brownie
  • Azúcar, 300 g.
  • Huevos, 5.
  • Manteca, 225 g
  • Chocolate semiamargo, 450 g.
  • Harina común, 165 g.
  • Cacao amargo, 1 cucharada.
  • Sal, 1 pizca.
  • Extra: 1 huevo.
Para el cheesecake:
  • Queso crema firme, 450 g.
  • Yemas, 5.
  • Azúcar, 300 g.
  • Esencia de vainilla, 1 cdita.

Preparación:
  1. Para el brownie, batir los huevos, con el azúcar a mano, espumar apenas.
  2. Sumarle el chocolate derretido con la manteca e integrar a la preparación con movimientos envolventes.
  3. Por último, agregar la harina mezclada con la pizca de sal e integrar nuevamente con movimientos envolventes.
  4. En una placa de 30 X 40 cm (yo no tenía, use un molde redondo) enmantecada y con cacao, volcar 3/4 de la preparación. Reservar 1/4 para marmolar.
  5. Cocer a horno medio precalentado por 5 minutos (me llevó más tiempo). Dejar enfriar.
  6. Para el cheesecake, batir el queso con las yemas, la esencia y el azúcar. Integrar bien.
  7. Volcar sobre el brownie la mezcla de chocolate.
  8. Ahora volvemos a tomar el 1/4 de chocolate reservado de la masa del brownie y le agregamos un huevo e integramos.
  9. Volcar la masa del brownie sobre la crema del cheesecake y dibujar el marmolado a gusto con cuchillo (no llegar al fondo para no romper la base).
  10. Cocer a horno medio precalentado por 25 minutos. Si no queremos que se dore, cubrimos con papel aluminio.
Esta receta la vi en la página de Cocineros Argentinos.