Hola!
Primero contarles que el nombre de este blog es debido a un libro de Actis y Suárez que se titula así y me encanta (es ideal para el jardín o para los nenes que les guste leer y cocinar); y despues decir que hace rato que tenía ganas de hacerme un blog con recetas, pero con una diferencia (porque ya estuve espiando otros...) y es que ademas de fotos de los platos elaborados, van a encontar que en ellas figura la cocinera (o sea yo) o de algún comensal que se dejó fotografiar...
Me parecio divertido y así lo hice, espero les guste y puedan aprovechar las recetas.
Clau.
A continuación les dejo una poesía de mi autor preferido, Eduardo Galeano

Calella de la Costa, julio de 1977: el mercado

“La ciruela gorda, de puro jugo que te inunda de dulzura, debe ser comida, me enseñaste, con los ojos cerrados. La ciruela remolacha, de pulpa apretada y roja, es para comer mirándola. Te gusta acariciar el durazno y desnudarlo a cuchillo y preferís que las manzanas vengan opacas para que uno pueda arrancarles el brillo con las manos.El limón te inspira respeto y las naranjas te dan risa. No hay nada más simpático que las montañas de rabanitos y nada más ridículo que el ananá, con su coraza de guerrero medieval.
Los tomates y los morrones parecen nacidos para exhibirse panza al sol en las canastas, sensuales de fulgores y perezas, pero en realidad los tomates empiezan a vivir su vida cuando se mezclan con el orégano, la sal y el aceite, y los morrones no encuentran su destino hasta que el calor del horno les deja en carne viva y las bocas nuestras los muerden con ganas.
Las especias forman, en el mercado, un mundo aparte. No hay carne que no se excite y eche jugos, carne de vaca o de pez, de cerdo o de cordero, cuando la penetran las especias. Nosotros tenemos siempre presente que de no haber sido por las especias no hubiéramos nacido en América y nos hubiera faltado magia en la mesa y en los sueños. Al fin y al cabo, fueron ellas las que empujaron a Cristóbal Colón y a Simbad el Marino.
Las hojitas de laurel tienen una linda manera de quebrarse en tu mano antes de caer suavemente sobre la carne asada o los ravioles. Te gustan mucho el romero y la verbena, la nuez moscada, la albahaca y la canela, pero nunca sabrás si es por los aromas, los sabores o los nombres. El perejil, especia de los pobres, lleva una ventaja sobre todas las demás: es la única que llega al plato verde y viva y húmeda de gotitas frescas.”

lunes, 20 de octubre de 2014

Historia de Canelones que terminaron en Crepes...


Esta historia no tiene nada que ver con como se hacen los crepes, ni de donde vienen, ni nada. Sino que por un lado tiene que ver con mi blog que hace rato que no escribo y por otro lado con una simple receta de crepes. Hace mucho que no escribo ¿Por qué? por un montón de cosas... y ahora pienso ¿Estoy triste? No, no se si estoy triste, me rompieron el corazón sería (uuuuuuuhhhh suena feo,me dijo mi amigo Fer, suena como me siento le contesté). Estos crepés los cociné hace rato, no subo recetas pero sigo cocinado, cosas ricas, cosas nuevas y cosas feas también, pero no las subo al blog. Estos canelones (la diferencia entre los panqueques y crepes esta en la masa, los primeros llevan más harina porque son más gruesos y los segundos muy finitos y por ende con menos harina) me hacen acordar a cuando te conocí, conociste mis blog, las cosas que hacia y que yo te parecía genial; querías que te cocine algo para probar y me dijiste ¡Canelones! al mejor estilo Homero Simpson....MMM ... Canelones...
Finamente cerramos en un budín para el mate, pero nunca lo concretamos, probaste mermeladas, pero no eran tus preferidas...
Y no se porque te creí, hace rato que estaba descreída de estas cosas del amor y nada, no se, será porque sos un dulce y me decías cosas lindas todo el tiempo y sentía que te preocupabas por mí. Tendría que haber creído más en esa desconfianza, pero siempre están esas amigas que te dicen; "¿Porque no, Colo?" Date una oportunidad y que esto y que lo otro... Vos no lo vas a leer, no quiero que leas tampoco, pero ¿Te acordás cuando me preguntaste si alguna de mis amigas sabía? Bueno, una parte lo sabía y te voy a decir que había un par que te amaban, te amaban. Ahora no, viste como es; haces llorar a una amiga y fuiste, te detestan, ahora si, no te quieren nada, es increíble la cantidad de gente que se ofrece para una golpiza, me da risa, pero es bueno saberlo (¡Que amig@s che!). 
Me hice ilusiones al pedo, bha no se si "ilusiones", creí, TE CREÍ, ¿Qué boludez no? Justo yo, la que no generaba seguridad...
Tampoco crean que estoy llorando en un rincón, pero lo comparto, lo comparto porque tengo ganas, aveces me dan ganas de escribir y lo hago -Y que por favor nadie comente "No te merecía", Sí, ya se eso de que soy un encanto y que no me merecía, pero no es consuelo-. Me hubiera gustado que funcione, yo que se. Tengo más dudas que certezas...
Que mierda es estar escribiendo esto, no me gusta estar diciendo mis sentimientos, y lo sabés y lo expongo acá que lo lee todo el mundo; pero como todo el mundo no me conoce en vivo y en directo lo digo igual... Y aparte tengo moderador, por si quisieran comentar algo que no me gusta, no va.
Nada, era eso. Que feo que te rompan el corazón y ya estoy grande, no se, uno debería venir mejor preparado para estas cosas...
¿Vamos a la receta? No, no estoy triste, es más, para la próxima entrada subo un viajecito que hice para distender. Nada. Lo quería compartir. Y a vos, ya se que no me lees, decirte que cada vez que me pasan cosas lindas las quiero compartir con vos, feas también, pero cuando estoy contenta quiero que lo sepas. Me acorde de vos Cuando vino el profe Córdoba a saludarme al Jardín y lo que dirías al saber, en tu cara si supieras como bautizaron los nenes de la sala a la mascota que se llevan a sus casas, no lo creerías. Pienso en vos, cuando pasan cosas copadas, como el lanzamiento del Arsat,se que te alegran los logros compañeros, pienso en lo contento que estarás en un día como hoy, que Central ganó el clásico de la ciudad... 
¿Te acordás cuando me dijiste todo lo que te pasaba conmigo? Por un instante no supe que decir (quién lo diría, con todo lo que hablo, ¿no?)... hasta que dije. Si vos no sabes que tenés que decir, ya está, dijiste más que con mil palabras.
Y quizás exagero, y puede ser, pero me siento así.
TE EXTRAÑO. eso sólo.


Ingredientes:
  • Crepes, 12 (yo hice la misma receta de masa de panqueques, pero más liviana).
  • Espinaca, 2 atados.
  • Cebolla picada, 2.
  • Morrón, 1.
  • Pechuga cocida y bien picada, 1.
  • Sal y pimienta, a gusto.
  • Salsa blanca, c/n
  • Queso rallado, para espolvorear, cantidad necesaria.

Preparación:

  1. Lavar la espinaca y escurrir.
  2. Saltar la cebolla, previamente picada, en una sartén con una pizca de aceite.
  3. Cortar la  espinaca en tiras finas y cocinarla con el agua que desprende la misma sartén.
  4. Añadir el morrón picado y por último la pechuga.
  5. Salpimentar.
  6. Alejar del fuego y agregar unas cucharadas de salsa blanca para que se una bien la mezcla.
  7. Dejar enfriar.
  8. Luego armar los crepes e ir colocándolos en una bandeja de horno aceitada.
  9. Agregar por encima salsa blanca y muuuucho queso rallado (así me gusta a mí, pueden poner menos).
  10. Levar a horno moderado para calentar todo y gratinar.
Provechoooo =)



"...Somos todos mortales hasta el primer beso y el segundo vaso, y eso lo sabe cualquiera, por poco que sepa."
Galeano.